lunes, 8 de octubre de 2012

VII Encuentro de Poetas en Red (Peñíscola)




MEMORIA DE UN ENCUENTRO POETICO


A media tarde del pasado 29 de septiembre la fortaleza del castillo templario del Papa Luna acogía el VII Encuentro de Poetas en Red, organizado por Amelia Díaz Benlliure.

Los poetas participantes e invitados recorrimos las empedradas y empinadas callejuelas respirando ese salino aroma a mar estancado, atravesando antiguas y hermosas casas encaladas, bajo una pálida lluvia. A la izquierda el azul Mediterráneo, en el culmen, la regia silueta del castillo envuelto en bruma, nos aguardaba.

A las 17'00 comenzó a celebrarse el recital poético en el Salón Gótico, la sala más majestuosa del Castillo protegido por la bravura del Mediterráneo.

La respuesta de los poetas fue extraordinaria, como también su espíritu de colaboración para que el Encuentro continúe creciendo. Así lo destacó Amelia Díaz durante la presentación del recital, agradeciendo especialmente la presencia de aquellos poetas provenientes de lejanos y muy diversos lugares de nuestra geografía.

A continuación comenzó la primera parte del recital. Bajo las bóvedas de cañón fueron reverberando los ecos de un poema de cada uno de los poetas asistentes: Jesús Arroyo, Manuela Campos, Antonio Capilla, José Luis Carrión Bolumar, Patricia Cuenca, Silvia Cuevas-Morales, Marcelo Díaz, Begoña García Treviño, Encarna gómez Valenzuela, Arantza Guinea, Luis Hernández Rubio, Fernando Jiménez-Ontiveros, Carmen Jiménez Díaz, Santiago Liberal, Pedro Lucía, Miguel Martí, Vera Moreno, Rafael Mulero, Juan Pan, Andrea Paparella, Eva R. Picazo, Marisa Pintos, María Luisa Piña Lladó, Antonio Porras, Mari Carmen Ramirez, J. J. Romero Montesinos-Espartero (Terly), Anna Rossell, Angel Marcelo Saffores, Eloy Sánchez Guallart y María Varu.

Siguió un descanso de 30 minutos durante el cual pudimos disfrutar -enmarcada por los muros de piedra labrada de la Biblioteca del Castillo- de la exposición de poesía y escultura simultáneas de Marcelo Díaz, artista plástico y poeta, poseedor de una maestría extraordinaria, resultado de una gran dedicación e ingenio extremo con respecto al medio. Todo aquel que esté mínimamente familiarizado con la escultura abstracta no puede sino asombrarse ante sus composiciones escultóricas.

A las 19'00 prosiguió el recital dando paso a una segunda ronda de poemas por cada participante.

Asistimos a un encuentro poético plural, heterogéneo, de conocimiento y revelación, donde los asistentes pudimos vivenciar más allá de nuestra mirada, más allá de lo poético, receptivos, confraternizamos disfrutando de un momento mágico en el que convivieron las diferentes figuras en que puede metamorfosearse la poesía.

Finalizado el recital, regresamos al Gran Hotel Peñíscola, en el que nos hospedamos, para disfrutar de una agradable velada en compañía de todos los asistentes.

Intentar resumir aquí todo el Encuentro desbordaría todas las compuertas porque lo he vivido con emotiva intensidad, compartiéndolo con los buenos artesanos de la poesía, compañeros, amigos. GRACIAS. El mundo necesita de personas como vosotros.

Me gustaría terminar suscribiendo las palabras de la poeta y editora Amelia Díaz:
-En poesía no hay mejores ni peores; ni más altos ni más bajos; ni por encima ni por debajo.
Hay los que resbalan como aceite por la piel y gotean sin apenas mancharla.
Hay los que entran en el cerebro y se quedan dando vueltas entre las neuronas.
Hay los que penetran en el corazón y reprograman tus sístoles y diástoles.
Y hay los que sacuden tu alma, se quedan a vivir en ella y solo visitan el exterior en forma de lágrima.
Esos son los imprescindibles.-



Mónica Serra Fortea









2 comentarios:

  1. Ha sido un encuentro inolvidable!
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Lindo encuentro en un lugar ideal, me gustaria conseguir Hoteles en Peñiscola playa all inclusive para hospedarme.

    ResponderEliminar